UA-52810657-1

martes, 11 de noviembre de 2014

Con F de Faros

Aunque llego tarde para publicar en la página de Miss Lavanda, no quería dejar de escribir para el reto de la A a la Z. En Octubre tocaba la letra F y había muuuuuchas opciones: Folixa, Fartura, Fabada.... pero desde hacía tiempo, quería hablaros de los faros, y de uno en especial, el Faro del Cabo Peñas.



Los faros tienen algo que me fascinan, no se si es el toque romántico de historias que mezclan fareros, barcos, marinero, naufragios o esa vida solitaria, dedicada a tu oficio. Sea cual sea la razón, siempre me han llamado la atención. Y el Faro de Peñas no iba a ser menos.



Se trata del faro más importante de Asturias. Su localización, en el punto más septentrional de la región, a los pies de los acantilados de vértigo, es estratégica para el tráfico marítimo y, por desgracia, lo hacen testigo de un número de naufragios, que siempre resulta elevado.


Pero, además, este espacio, declarado como Paisaje Protegido del Principado de Asturias, es de extraordinaria belleza. El Cantábrico se muestra tal y como es, sus acantilados te hacen sentir minúsculo, y sus atardeceres te atraparán para siempre. 



Para que conozcáis un poquito más sobre este faro, aquí os dejo 5 datos o cosas curiosas sobre él:

1.- El primer faro se construyó en 1852 (se inauguró el 15 de Agosto) y se iluminaba prendiendo fuego a unos troncos diariamente.  

2.- Este sistema se sustituyó a la vez que el edificio, ya que en 1929 se acabó la construcción del actual faro y también se estrenó la flamante linterna adquirida en la Exposición Universal de Barcelona de ese mismo año. 

3.-  En 1946 se electrificó el edificio.      

4.- En 1951 se dotó al faro de sirenas, las cuales fueron sustituidas en 1977 por las actuales. Poco a poco se fue dotando de otros servicios como: radiofaro, observatorio meteorológico y estación radio costera.

5.- En la planta baja encontramos el Centro de Interpretación del Medio Marino de Peñas en el que se trata todo lo relacionado con la historia y el entorno del Cabo Peñas.       



               







jueves, 6 de noviembre de 2014

Los Bares-Tienda, lugares en peligro de extinción

Uff lo que nos ha costado escoger de qué hablar este mes en el reto de Mi Dulce Melocotón. La palabra propuesta era "Tienda", y much@s han hablado de su tienda favorita, pero es que ¡hay tantas! que no nos podíamos quedar con sólo una.

Portada del Libro Mostradores con Solera

Entonces, me acordé de que este año, un paisano mío, publicó un libro hablando sobre los Bares-Tienda del Occidente asturiano titulado Mostradores con Solera.

Parroquianos de tertulia en Casa Bayón, Mallecina

Los Bar-Tienda o comercios mixtos, son establecimientos ubicados en los pueblos pequeños, en el entorno rural, en los que se vende de todo. Y cuando decimos "de todo" es TODO: desde alimentación, chucherías, tabaco hasta madreñas, herramientas, no sé, lo que se os ocurra (se de algún otro que vende petardos tan gordos como puros). Y no sólo eso, además puedes tomarte una pinta de vino, un café o incluso comer o tapear algo, ya que algunos han desarrollado su parte más gastronómica. Pero la mayoría corren el peligro de desaparecer, porque sus dueños, son de edad avanzada, y van abandonando estos negocios sin que nadie tome el relevo.

Cliente del bar tienda A Casanova en Pesoz

Jose González de Casa Retumba en Calleras

Y es que no sólo se trata de abastecerse o tener donde tomar algo, los Bares-Tienda son, sobre todo, un punto de encuentro, un lugar donde socializar y reunirse con los amigos, charlar, intentar arreglar el mundo y ver la vida pasar, acompañado de tus vecinos, convirtiéndose así en el alma del pueblo, porque una vez que uno de estos comercios cierra, algo de nosotros se queda con ellos y ya no lo recuperamos.

Magdalena Cortizo conversa con sus clientes en su bar tienda de Cedemonio, Tineo

Esa esencia, esa nostalgia, ese olor, lo podemos sentir a través de las fotos que Ignacio Pulido (para mi siempre será Nachín) realizó en sus visitas a estos establecimientos durante dos años, entre 2010 y 2011, y que fueron publicadas semana tras semana, en el periódico La Nueva España, y que se han recopilado en esta obra de arte.  

Leonardo Álvarez y Asunción Gonzalez en Casa Cuqui, Santiago de Lhermo, Somiedo

Julio  Rodriguez disfruta de una pinta de vino en Casa Cuervo, Onon, Cangas de Narcea

Tenemos la gran suerte de que nos haya cedido estas fotos para el post de hoy, todo un lujo y desde aquí le volvemos a agradecer su buena disposición y ayuda.