UA-52810657-1

jueves, 26 de junio de 2014

Una procesión con solera

Desde hace unos cuantos años, tenemos la tradición de acudir a la procesión en honor a San Juan que se celebra en L'Arena (Soto del Barco). Este año, estrenaban el título de Fiesta de Interés Turístico Regional, otorgado por la Consejeria de Economía y Empleo del Gobierno del Principado de Asturias, que tiene las competencias de Turismo, a finales de 2013, un regalo anticipado del Anguleru y un gran reconocimiento para una procesión marinera con un gran arraigo, ya que data de finales del S.XIX.


Salida de las primeras imágenes de la iglesia parroquial.

Son 70 personas, las que ataviadas con el uniforme de gala de la Armada, portan todas las imágenes que se encuentran en la iglesia parroquial (17 en total), junto con la escena de la Sagrada Familia, portada en este caso por hombres vestidos de civil. La explicación a esta diferenciación en la vestimenta la podemos encontrar en la tradición, ya que, antiguamente, los hombres solteros que no habían realizado el servicio militar eran los que se vestían de marineros, mientras que los casados eran los que se ponían sus mejores galas para portar esa escena. Hoy en día esto ha cambiado, participando de la procesión todo aquel que esté dispuesto, sea hombre o mujer, solter@ o casad@. También participan los peques que hicieron la Primera Comunión, portando a La Santina, y aportando su granito de arena.

Banda de Gaitas de Candás desfilando en la procesión.

En esta procesión se vuelca todo el pueblo, ya sea participando activamente, adornando balcones o con su presencia en las calles, cada vez con más visitantes.

Marineros parados en las calles de L'Arena



El repicar de las campanas no para hasta que las imágenes vuelven a estar en el interior de la iglesia, y la sirena de la rula (lonja) nos indica el punto álgido, cuando todos forman frente al edificio de la rula,  para homenajear a los marineros fallecidos, y para bendecir las aguas y a los barcos, acercándose los marineros que portan las imágenes de San Juan, San Telmo y la Virgen del Carmen al puerto. Así se daba comienzo a la costera del Bonito, haciendo, que a quien más quien menos, se le pongan los pelos de punta.


Luego, a la llegada a la iglesia, vuelven a formar antes de entrar, y con el sonido de la gaita interpretando el "Asturias patria querida" se pone fin a esta jornada tan intensa y con profundo sabor a mar.

Marineros formados frente a la iglesia.

A continuación os dejo el enlace a una galería de imágenes tomadas por la Agrupación Procesional San Juan y San Telmo, muy completa donde os podéis hacer una idea de lo vistosa y bonita que es esta procesión.

viernes, 13 de junio de 2014

Una industria, dos tipos de desarrollo urbano. Parte II: Salinas.

Si en la primera parte hablábamos de una planificación y estructuración a la hora de concebir el desarrollo urbanístico de Arnao, en Salinas ocurrió de una manera diferente. Podemos decir que fue la consecuencia de varias actuaciones que no tenían la finalidad de crear este espacio.

Dunas y pinar en El Espartal. Se aprecia la línea de ferrocarril construída hasta San Juan de Nieva.
Foto: Salinas en el recuerdo.
La Real Compañia Asturiana de Minas, para recibir la blenda que venía del País Vasco y para dar salida al zinc que empezó a fabricar a partir de 1833 (cuando abandonó la explotación de carbón para la venta y lo comenzó a utilizar para el zinc), tuvo que habilitar un muelle en San Juan de Nieva, en la desembocadura de la Ría de Avilés, por lo que comunicó Arnao con San Juan a través de un ferrocarril, adquiriendo los terrenos de las dunas de El Espartal y fijándolos con pinares, para conseguir la estabilidad necesaria. 



Túnel y tranvía que unían Arnao con San Juan de Nieva, pasando por Salinas.
Fotos: Salinas en el Recuerdo
Ese fue el germen necesario para el posterior desarrollo urbano de Salinas. La Real Compañía Asturiana de Minas, como hiciera en Arnao, proporcionó a los trabajadores de mayor rango, casas en esta nueva área, ocupando la zona más cercana a la fábrica. Esto, junto con el asentamiento de las colonias escolares (Extensión Universitaria de la Universidad de Oviedo) en otra zona del arenal, con profesores que eran seguidores de la Institución Libre de Enseñanza, y la concesión de construir un balneario en la zona situada más al oeste, atrajo a veraneantes, que empezaron a construir sus viviendas y la creación de una "mini-industria hotelera", que albergaba a los que podríamos llamar turistas de alto nivel económico, que eran los que tenían el dinero y el tiempo necesario para realizar actividades de recreo.

Balneario y Club Náutico
Fotos: Salinas en el Recuerdo
Poco a poco Salinas iba ganando importancia como centro de veraneo, la puesta en marcha del tranvía entre Salinas y Avilés, dio un gran empuje, lo que hizo que la Compañía se animara a entrar en el negocio inmobiliario, y hacia 1923 puso  a la venta varias parcelas, pero la urbanización fue lenta, provocando un desarrollo muy diseminado.

Tranvía procedente de Avilés. Transporte de viajeros.
Foto: La Nueva España. Colección "Asturias, postales para el recuerdo"

Pero no fue hasta 1950, con la puesta en marcha en Avilés de la siderurgia ENSIDESA, cuando Salinas conoció su gran crecimiento. Atrae a los directivos y empleados de mayor estatus de este gigante y se da paso a la construcción en vertical, dejando atrás el modelo de chalets y casas de planta baja. En 1959, el capital belga se retira y La Compañía deja paso a Asturiana de Zinc (AZSA), quien constituyó su filial Constructora de Castrillón S.A. (CONCASA), encargada de construir "Los Gauzones", cinco edificios de 13 plantas, en primera línea de playa que cambian para siempre la fisonomía de Salinas, haciendo un "sky line" muy reconocible.  

Edificios Los Gauzones.
Foto: Asturiasverde.com
A partir de ahí, más chalets, más viviendas unifamiliares, llegando a rellenar el espacio entre el túnel de Arnao y el Monumento Natural de El Espartal, haciendo que hoy en día estas dunas sigan teniendo cierta presión urbanística, aunque contrarrestada por movimientos ecologistas, legislación autonómica y conciencia social.

BIBLIOGRAFÍA:
- Cambios en las Periferias Residenciales Históricas de Baja Densidad en Asturias, Alvargonzalez Rodriguez R.M., 1999, ed. Universidad de Málaga.

- Salinas 1833-1985, Leal Bóveda, J.M., 2005, para "Citas" publicado en el Libro Castrillón, ed. Azucel.




lunes, 9 de junio de 2014

Con A de Artesanía


Pues aquí comienza nuestro camino en esta aventura que nos propone Miss Lavanda, el proyecto "De la A a la Z" un rosco de Pasapalabra, en el que cada letra va acompañada de una foto, que tiene que estar relacionada con la temática de cada blog, contando un poco la historia de cada imagen. Aquí va la nuestra:

El Mercau de Porrua (Llanes, Asturias), que se celebra cada año a finales de Agosto, está ambientado como un mercau-astur, en el que todo el pueblo participa y encontramos desde ferreros hasta carros del pais. Se trata de una iniciativa para obtener fondos para la Banda de Gaitas Llacín y para el Museo Etnográfico de Porrua, lo que hace que todos se impliquen y trabajen durante todo el fin de semana, ya sea haciendo tortos, escanciando sidra, paseando a pequeños en burros o haciendo pasacalles al son de la gaita.

Esta foto la tomé en el último Mercau que se celebró. En ella vemos los lloqueros, cencerros que se colocan al ganado que sube al monte en los meses de verano, para tenerlo localizado. Los hay de diferentes tamaños, dependiendo del animal al que van destinados (vacas, ovejas...). Están realizados de manera totalmente artesanal, lo que pudimos comprobar in situ en el mercado.

viernes, 6 de junio de 2014

Una industria, dos tipos de desarrollo urbano. Parte I: Arnao.

Asturias, además de "verde de montes" es "negra de minerales", negra del carbón de sus entrañas, extraído al principio arañando las vetas que afloraban en los montes, y posteriormente, entrando en las profundidades de la tierra con la llegada de la industrialización a principios del S.XIX. Y con la llegada de la industrialización se crearon nuevos paisajes y nuevos espacios, y algunos han llegado hasta nuestros días casi inalterados, propiciándonos la oportunidad de entender mejor esa parte de la historia. Uno de estos espacios es el poblado de Arnao, en Castrillón.



Se creó por la aparición de la Real Compañía Asturiana de Minas (origen de lo que hoy se conoce como Asturiana de Zinc -AZSA-), que pretendía explotar el carbón que había en Arnao, construyendo una mina, siendo la primera en España cuyas galerías se internaban por debajo del mar, lo que al medio plazo provocó que la mina se cerrara. La Compañía, como ocurrió en muchos casos, buscaba la productividad del empleado y la baja conflictividad aplicando lo que se conoce como "Paternalismo Industrial" consistente en facilitar al obrero una vivienda, facilitar la educación de sus hijos, y otros servicios que le hacían la vida más fácil, unido al discurso de que el "patrón cuidaba a sus buenos empleados", hacían que se estableciera una relación paterno-filial entre obreros y patrones.

Castillete de la Mina de Arnao. 
Así,  las viviendas tenían unas características similares (máximo tres pisos, no más de 6 familias en cada edificio, entradas independientes, con corral y huerto), además existía una zonificación, es decir, dependiendo de la cualificación de los obreros estaban localizadas en diferentes partes del territorio. Arnao está construido sobre una ladera, cerca de una playa, por lo que la distribución quedaba de la siguiente manera:
  • En lo alto, se edificó la casa del presidente, dominando todo el paisaje, siendo visible desde cualquier lugar.
  • En un nivel inferior, hacia la mitad de la ladera se ubican las casas de los ingenieros, químicos y todos aquellos trabajadores más cualificados.
  • Por último, en el fondo del valle, las casas de los obreros menos cualificados.

La Casa del Presidente de la Compañía.

Vista de Arnao.
Además de las viviendas, se construyeron un casino al lado del castillete de la mina, y unas escuelas, las del Ave María,  aplicando una pedagogía manjoniana, es decir, siguiendo los principios que el Padre Manjón promulgaba, poniendo en práctica los principios de la Escuela Nueva "el activismo personalistico y el gran valor del juego como medio de educación, acercándose al ideal de enseñar jugando y educar haciendo, mediante todo un sistema de juegos pedagógicos" (El libro de Castrillón, pág 584.)

Escuelas de Arnao.
Hoy en día podemos visitar la Mina de Arnao, como hiciera la reina Isabel II en 1858, e incluso bajar y recorrer parte de sus galerías, ya que se abrió como museo, lo que además, nos permite conocer toda la historia y el contexto social en el que se desarrolló el nacimiento de este lugar.