UA-52810657-1

jueves, 27 de marzo de 2014

Cinco cosas que hacer cuando llueve en Asturias

"Asturias no es verde por casualidad, disculpe las molestias" reza un cartel en la Sidrería La Amistad de Llanes, y es verdad, a todos nos enamoran esas verdes praderías y los bosques frondosos, pero eso tiene un mantenimiento, por lo que la lluvia es algo necesario.

Asturias se encuentra enmarcada dentro de la zona de clima Atlántico, es decir, temperaturas suaves durante todo el año, con poca amplitud térmica y con un régimen de precipitaciones abundantes, donde no encontramos meses secos.

Sé que para turistear todos preferimos cielos despejados y temperaturas agradables, pero en ocasiones no es así, pero el que llueva, no significa que tengamos que quedarnos en casa lamentándonos, se pueden hacer muchas cosas, y hoy os propongo cinco, para arreglaros cualquier fin de semana:

  • Ir a un Spa o Balneario. Este es un tipo de turismo que tiene su origen tal y como hoy lo conocemos en el s. XIX y que en los últimos tiempos se ha revitalizado y reinventado con la llegada de los Spas. La diferencia entre Balnearios y Spas son las propiedades del agua. Los Balnearios se encuentran situados allí donde el agua tiene ciertas propiedades minerales o existe una fuente de aguas termales, mientras que los Spas utilizan el agua corriente mediante chorros de diferente intensidad y temperaturas, por lo que tienen la posibilidad de emplazarse en cualquier parte.

    Fotos: Todocolección // Tripadvisor

    En Asturias tenemos el Balneario de Las Caldas, reinagurado en 2008, con todas las comodidades necesarias en estos tiempos pero con el encanto de un balneario del S.XIX.


    Foto: Las Caldas
    Existen multitud de Spas, y seguro que alguno tenéis cerca, o en caso de que lo hayáis visitado hay otros que descubrir ¿qué mejor sensación de estar calentitos en el agua cuando fuera llueve?

  • Visitar algún Museo, y es que en Asturias los hay para todos los gustos y disfrutar sólo, en pareja o en familia: ferrocarriles, siderurgia, minería, dinosaurios, acuario, arte rupestre, etnográficos, de la sidra, del vino, del oro...

    Fotos: Camino de Santiago Asturias // unoscuantostrenes //  deaceboyjara

    Os proponemos que visitéis el Museo de Bellas Artes de Asturias, donde perderéis la noción del tiempo y cuya colección no tiene nada que envidiar a los museos de capitales más grandes.
    Y si no tenéis un museo o aula cerca, en las Casas de Cultura suelen tener exposiciones o muestras temporales, pequeñas joyas que no nos podemos perder.

  • También a techo, podemos visitar alguno de los Centros Comerciales que tiene el principado, lo malo es que están todos en el centro de la región, entre Gijón, Avilés, Oviedo, Mieres...

    Fotos: El Comercio // eldesvandelagataperezosa
    El que se sale un poco de lo más habitual por su diseño arquitectónico es Parque Astrur, donde en el exterior aparecen las fachadas de los ayuntamientos de las tres ciudades: Oviedo, Gijón y Avilés, y el interior emula a las calles de una ciudad.



  • Pasear por ciudad o villa puede ser una buena opción en días lluviosos. Todo tiene un aire diferente. Además hay ciudades preparadas para estos casos, como Avilés, en la que en algunas calles tienen soportales (Galiana, Rivero, Ferrería, la plaza de los Hermanos Orbón) por lo que nos ahorramos el paraguas mientras paseamos tranquilamente.
Fotos: Asturias.es

  • También es interesante consultar la agenda de actividades en turismoasturias.es. Raro es el fin de semana en el que no haya nada programado: ferias, fiestas, jornadas gastronómicas... La desestacionalización del turismo es casi una obsesión para muchos y eso hace que se vayan programando muchas cosas para nuestro disfrute. Por ejemplo, para este sábado tenemos:


    Lo que si tenemos seguro todas las semanas es el mercado semanal en muchas poblaciones, por lo que darnos un paseo para comprar productos de la huerta, algún trapito o delicias locales, puede ser una gran alternativa.


Como veis, no difiere mucho lo que podemos hacer con lluvia, que cuando hace mejor tiempo, lo importante es querer disfrutar y tener una actitud positiva.

viernes, 21 de marzo de 2014

El Castro Chao Sanmartín

Ya estamos en primavera, por lo que empiezan las ganas de salir, de disfrutar de la naturaleza y de hacer excursiones para conocer los nuevos tesoros que Asturias nos ofrece.

En esta ocasión os traigo un lugar en el que cada pedacito de tierra nos habla de una cultura que data de la Edad del Bronce, la cultura celta y sus vestigios. Hoy nos vamos hasta Grandas de Salime, un concejo conocido por tener uno de los mejores Museos Etnográficos del Principado y un embalse, que data del 1954 y que en su época fue el más grande de España y el segundo de Europa, y cuya historia merece un post aparte (lo pondré en mi lista de pendientes). Pero os quiero llevar a 6 km de la capital, al pueblo de Castro, donde se encuentra el Castro de Chao Sanmartín.

Museo Etnográfico de Grandas de Salime.
Fotos: museodegrandas.com/ minube.com/ Asturias de cerca / Selenitas TIC

Embalse de Grandas de Salime
Foto: Miki López


Los castros son asentamientos de población propios de la cultura celta. El más conocido es el de Coaña, ya que presenta un gran estado de conservación, por lo que también es uno de los más importantes. Pero en el denominado Parque Histórico del Navia podemos ver muchos ejemplos.

Castro de Coaña.
Foto: Nacho Villaboy

Este castro  se encuentra en una zona elevada (unos 675m de altitud) y delimitado por un corte vertical sobre el valle del rio Cabalos. Se trata del único vestigio de la cultura propia de la zona antes de la romanización. Aún continúan las excavaciones en él, y los datos que ofrecen los diferentes hallazgos, datan al castro de la Edad de Bronce, en torno al año 800 a.C. Nos revelan que el primer poblado se localizaba en una explanada elevada, y posteriormente se fortifica y se amplía la zona ocupada por cabañas, que suelen ser de planta circular o rectangular con esquinas redondeadas y de cubierta vegetal.

Castro Chao Sanmartín.
Foto: Cardosa

Planta de Cabaña Rectangular / Plaza pública / Muralla / Trabajos y excavaciones

Canalizaciones

Los habitantes de este castro se dedicaban a la agricultura, y la preparación de los alimentos la realizaban en cerámica, hecha por ellos mismos. También trabajaban el hierro y el cobre, con el que realizaban diferentes útiles. Después de la llegada de los romanos, se convirtió en un lugar estratégico, que creció en importancia al ubicarse cerca de las minas de oro y por el que pasaba una de las vías más transitadas, por lo que la actividad comercial creció y por tanto el nivel de vida de sus habitantes. El abandono de este lugar se cree que fue producido por un gran terremoto, lo que pone punto y final a la ocupación en Chao Sanmartín.

Estas y muchas más explicaciones os las dará el/la guía que realiza las visitas. Después se puede realizar, a pie o en bicicleta, la Ruta Arqueológica de Grandas (PR-AS-109) donde podemos visitar Túmulos o petroglifos neolíticos, obras de ingeniería romanas o capillas medievales, relacionadas con el Camino Primitivo, y la primera peregrinación, que iba y sigue yendo de Oviedo a Santiago de Compostela.

Túmulos neolíticos de El Canadeiro / Petroglifos de la Xorenga / Conducción Romana de Peñafurada / Capilla San Lázaro
Fotos: Asturias de Cerca / Miki López

Bibliografía: Asturias I El Viajero, Diario El Pais, 2005.




sábado, 15 de marzo de 2014

El Castillo de San Martín

Este mes, en Blogger Traveller, se celebra el aniversario de esta iniciativa y para el tema elegido hemos oído las palabras mágicas:  "Tema Libre" (yuhu!!). Así que, voy  dejarme llevar y hablaros de un sitio muy especial, que está en mi pueblo, no en Llanes, que es donde vivo, sino en Soto del Barco, donde sigue mi corazón.




Se trata del núcleo de El Castillo, un lugar a orillas del río Nalón con el encanto de las villas medievales, pero a pequeña escala. La muralla, el torreón, sus calles, sus casas... pasear por aquí te traslada a otra época. Aunque lo mejor de todo son las vistas que se tienen de San Esteban de Pravia, el río y San Juan de la Arena.




Desde época romana existía en este lugar asentamientos de población. Durante las reformas de la torre se encontraron varios restos de enterramientos que databan de esa época.


Por aquí pasa el camino de Santiago, el de la Costa, que viene desde San Juan de la Arena y nos lleva hasta Muros del Nalón. Para salvar el río, hoy en día hay un puente, pero en el medievo, se cruzaba en lancha, como muy evocadoramente cuenta Alejandro Braña en su blog.



La Torre y el Caserío se encuentran en un espacio rodeado por una muralla con almenas y son de titularidad privada, por lo que no podemos disfrutar del interior del recinto amurallado y sus jardines, pero podemos bajar hasta los típicos embarcaderos donde las lanchas esperan a que las saquen a pescar o a pasear por el río Nalón, o recorrer la calle hasta el mirador, donde se nos pueden escapar las horas disfrutando de las vistas.

Este es un pequeño rincón que ocupa un lugar destacado en mi paraiso particular. 

Si queréis seguir visitando los diferentes lugares que forman Blogger Traveller, podéis encontrarlos aquí.




jueves, 13 de marzo de 2014

Una escapada a Salas

Tras los días de temporal, un rayin de sol hace que salgamos de casa como los caracoles, y desde que escribo en el blog, éste me sirve de excusa para visitar y refrescar los recuerdos de esos lugares tan tan cercanos, que los pasamos de largo.

Así que, un domingo cualquiera, nos acercamos hasta Salas, a vermutear un poco y, de paso, pasear por sus calles.


No sé si es defecto profesional o simple costumbre, pero es llegar a un sitio y buscar con la mirada la Oficina de Turismo. En este caso, se encontraba cerca de donde aparcamos, y como no, tuve que acercarme. Está en el interior del Palacio de Valdés de Salas, cerrada, pero con un expositor donde encontré la información que buscaba: un mapa y un tríptico con los edificios singulares que nos íbamos a encontrar en nuestro paseo. Más que suficiente.



Salas tiene un núcleo muy cómodo para pasear. De origen medieval, su morfología está vinculada al Camino de Santiago, alargada y estrecha. Según vamos viendo los edificios señalados en el callejero, nos damos cuenta de toda la historia que esta pequeña localidad tiene, y de su importancia en otros tiempos. Y quizá el personaje más destacado sea Fernando de Valdés-Salas, entre otras muchas cosas, fundador de la Universidad de Oviedo, y promotor de la Colegiata Santa María la Mayor, aquí en Salas.


Como podéis ver, en este recorrido podemos visitar todos los monumentos y casonas más destacadas de Salas, un paseo que, partiendo de la plaza de La Campa, hace un recorrido circular muy agradable, relajado y en el que en poco tiempo, puedes ver muchas cosas: el Palacio de Valdés-Salas, la Torre medieval, la Colegiata de Santa María la Mayor, la Capilla de San Roque, el Palacio de la Condesa de Casares, el Parque Carmen Zulueta, o la Casa del Regente.






También nos acercamos hasta la ermita del Viso, desde donde se tienen unas panorámicas... bueno, las fotos que aquí tenéis no les hacen justicia. El 15 de agosto es cuando se celebra la fiesta de la Virgen del Viso, además de pasacalles, la misa y procesión, hay comida campestre (existe un área recreativa) amenizada con charangas (¡como nos gustan las fiestas de prao!). También es muy conocida la Subida al Viso, etapa clásica dentro de la Vuelta Ciclista a Asturias.



Antes de dejar la localidad, nos detuvimos a conocer el Tejo de Salas, un Monumento Natural, localizado en el cementerio de la localidad, junto a la Iglesia de San Martin, de origen prerrománico. Son árboles protegidos cuya edad es muy complicada de calcular. Su presencia en el entorno de ermitas e iglesias, hace que tengan cierto componente mágico.


Nos quedamos con ganas de más, cerca está Malleza y Cornellana, podemos visitar alguna braña (Pevidal, Buspol o Idarga), que para eso estamos en la Comarca Vaqueira. Volveremos.